IMG-20180916-WA0049

Macías se impone en corrida de Independencia en Tlaxcala…(Fotos)

JG / Tauropasion

Fotos: Sergio Espinoza

Domingo 16 de septiembre 2018.- El joven matador huamantleco José María Macías, se impuso de forma convincente al cortar dos orejas, en la tradicional corrida de la Independencia en la Plaza de Toros Jorge Aguilar “El Ranchero “ de Tlaxcala, mientras que Gerardo Rivera de Apizaco, paseo un apéndice y el poblano Héctor Gabriel se fue de vacio tras errar con el acero.

Buen ambiente, en la tacita de plaza a pesar de la amenaza de lluvia y el viento que comenzó a soplar en la parte final del festejo, ante una entrada que supero la media plaza, con gayola (Parte alta del Ex Convento), lleno, festejo en el cual se lidiaron astados de De Haro, de los cuales destacaron los corridos en cuarto y sexto, que recibieron arrastre lento.

Con su primero, “Aureliano” número 131 y 510 kilosm, Macías, se mostró acoplado, con temple, empeñoso, ante el astado que tenía casta y que trasmitió, tras el brindis que realizó el de Huamantla a Noé Parada, Presidente Municipal de Atltzayanca, lugar donde tomo alternativa y quien lo ha apoyado de manera incondicional, el torero erró con el acero y tuvo que descabellar para recibir un aviso y palmas.

Con el que cerró plaza, “Despeinado” número 19 y 480 kilos, un toro extraordinario, al que José María lo entendio y tras una faena de poder, llena de temple y arte, el joven matador, cortó dos orejas, que le valieron salir por la puerta grande de este coso tlaxcalteca.

El astado de De Haro, recibió arrastre lento, por la calidad del mismo, en tanto el banderillero Luis Castañeda, “El Niño del Bar”, salió al tercio a agradecer la ovación tras excelente par colocado y al final de la lidia, José María Macías dio vuelta al ruedo acompañado de los ganaderos, Antonio y Vicente, que fueron ovacionados.

Abrió festejo, el matador apizaquense Gerardo Rivera con el toro “Señalado” número 180 y 480 kilos, al que recibió a Porta Gayola, con una lidia en la muleta, empeñoso, con un toro fijo en la misma, pero que al final, tras errar con acero, fue silenciado.

Con el cuarto de la tarde, “Sustantivo”, número 208 y 480 kilos, el cual recibió tras su muerte, arrastre lento, por la calidad y nobleza del astado, le permitió a Rivera, mostrarse de mejor manera y cortar la primera oreja de esta corrida.

Por su parte, Héctor Gabriel, no las tuvo todas consigo y a pesar de la voluntad mostrada con “Paellero” número 66 y 480 kilos y con “Cerrajero”, número 186 y 500 kilos, falló al momento de la suerte suprema, para recibir palmas y silencio respectivamente.