Minientradas

Con éxito tienta dentro de Romerías Taurinas en Apizaco (Fotos)

  • Presentes, Reyes Huerta, “El Zapata” y la belleza de las participantes del nacional Miss Petite

JG / Tauropasion

Fotos: Gabo Márquez

Domingo 03 de agosto 2017- En una noche donde la bravura de la ganadería tlaxcalteca de Reyes Huerta, el temple y arte de Uriel Moreno “El Zapata” con su toreo y la belleza de todo el país a través de las participantes del certamen Miss Petite México que tiene su sede en Tlaxcala, fueron los ingredientes de la tercera fecha de la primera temporada de las Romerías Taurinas en Apizaco celebrada el viernes pasado por la noche.

La Plaza de Toros Monumental Rodolfo Rodríguez “El Pana”, es la sede esta tienta donde se tentaron vacas de la ganadería de Reyes Huerta a través su propietario Javier Huerta. El tentador oficial y director de lidia fue Uriel Moreno “El Zapata”, quien estuvo apoyado por sus alumnos y en donde se le dio oportunidad de tentar al becerrista Sebastián Soriano y a el novillero Eduardo Domínguez, ambos que debutan en la Plaza México el próximo 10 de septiembre.

Estuvieron presentes, el Presidente Municipal de Apizaco e impulsos de estas romerías, Julio Cesar Hernández Mejía; el contador Luis Mariano Andalco, titular del Instituto Tlaxcalteca de Desarrollo Taurino; el ganadero Javier Huerta; el regidor Pablo Badillo y la de belleza de 35 participantes de Miss Petite México, cuya final nacional es en Tlaxcala, certamen que dirigen Samantha González Rubio y Alfredo Alexander Cagnat.

Evocación a ” El Pana” y su gloria

Autor: Lic. Gonzalo Ramos Aranda
México, D. F., 11 de septiembre del 2014.
Reg. SEP Indautor No. 03-2016-070109301200-14

“Allá, en Castilla-La Mancha, hubo chance de revancha.”

En quijotesco carruaje,
con su puro, su linaje,
sarape-saltillo al hombro,
“El Pana”, provoca asombro.

Ciudad de Guadalajara
que, en la piedra, se forjara,
feria excelsa, nada exigua,
por la Virgen de la Antigua.

Plaza llamada: “Las Cruces”,
coso de fiesta, de luces,
veterano, buen cartel,
los toros de Juan Manuel.

Mano a mano, con “Frascuelo”,
presagio de serio duelo,
tarde calurosa, en grada,
tres cuartos hubo de entrada.

Expectación tras barrera,
paseíllo de solera,
vistiendo con gran decoro,
traje berenjena y oro.

Bien bordado, muy taurino,
arte añejo, cervantino,
Rodolfo Rodríguez, “Pana”,
oreja corta en España.

Su pomo de esencias abre,
con el sexto de la tarde,
de número ochenta y tres,
¡jolines, coño, rediez!

“Tocador”, burel castaño,
clase, fijeza en engaño,
de mucha movilidad,
ágil, frágil, liviandad.

Capote de algarabía,
genialidad escondía,
“verónicas” y “faroles”,
“caleserina”, ¡. . . los oles!

Tres suertes de banderillas,
fulgurantes, cual cerillas,
las dos primeras, al quiebro,
“par de calafia”, ¡celebro!

Fin de tercio, gran clamor,
gente de pie, . . . que primor,
“El Pana”, no guarda nada,
vuelta al ruedo, ovacionada.

Muleta que apergamina,
pinturera tremolina,
faena, por los adentros,
que cimbró hasta los cimientos.

Derechazos alargados,
naturales hechizados,
indescifrable toreo,
excéntrico regateo.

Un cambiado, por la espalda,
ajustado, lo respalda,
midiendo distancia y tiempo,
“péndulo”, sin contratiempo.

Se destapó, en suelo hispano,
el torero mexicano,
armando la escandalera,
logra triunfo de bandera.

Atisbos de magia, . . . embrujo,
en el redondel, . . . un lujo,
¡viejo “Brujo de Apizaco”,
la lidia su afrodisiaco!